Hay una gran diferencia entre el agua pura y las bebidas que contienen agua. Los refrescos dulces (gasificados o no), el café y otros preparados pueden contener sustancias que no tienen efectos benéficos sobre la salud. Las bebidas que contienen cafeína estimulan las glándulas suprarrenales, los zumos de fruta y los refrescos dulces llevan una elevada cantidad de azúcar, y las bebidas gasificadas pueden poseer un elevado nivel de sodio. Estas bebidas aportan al organismo calorías superfluas, sustancias diuréticas o estimulantes del sistema nervioso central, en vez de depurarlo como hace el agua pura. Veamos algunas de estas bebidas apartir de las que tienen mayor consumo.

Refrescos dulces sin alcohol:

La sed es un reflejo que nos advierte de la necesidad de restablecer nuestro equilibrio hidrosalino. Pero, obviamente, no nos dice qué beber. Los fabricantes de refrescos invierten millones de dólares para convencernos de que, al menor síntoma de sed, lo más adecuado es consumir su bebida. Además, se aseguran que sus productos estén disponibles en todo el mundo. En 1997 se vendieron 27.000 millones de unidades en 2,8 millones de expendedores automáticos de refrescos.

En sus campañas publicitarias, las principales empresas se dirigen de modo apremiante a los niños, que así empiezan a beber refrescos a muy temprana edad. Un quinto de los niños estadounidenses de 1 a 2 años ya consume refrescos. Pero el mayor número de consumidores y el más alto consumo se encuentran en la franja que va de los 12 los 29 años, con una media diaria de dos latas y media. En EE.UU. el consumo de estas bebidas se ha multiplicado por diez respecto a finales de los años 50. Y los refrescos suponen más de un tercio de todo el azúcar ingerido en la dieta. Según el US Department of Agriculture (USDA), quienes consumen 1600 calorías diarias no deben ingerir más de 6 cucharaditas de azúcar refinado, cifra que asciende a 12 para una dieta de 2200 calorías y a 18 para una de 2800. Los refrescos sin alcohol son la quinta fuente de calorías en los adultos. Representan el 5,6% de todas las calorías consumidas por los estadounidenses. En los adolescentes varones significan el 9% de las calorías y en las chicas, el 8%.

Estas bebidas, tan comunes en la vida de cada día, constituyen de algún modo un factor de riesgo de diabetes y de enfermedades cardiovasculares, y crea importantes problemas d orden psicológico a quienes la padecen. Si bien no está demostrado que los refrescos sean directamente responsables de la obesidad, es indudable que contribuyen a su aparición. Sus adeptos consumen menos leche y otros productos lácteos, por lo cual corren el riesgo de contraer osteoporosis, una enfermedad que aumenta la fragilidad de los huesos. Otra consecuencia del abuso frecuente de refrescos es la caries dental. El azúcar refinado es uno de los principales causantes de este problema. Las dietas que incluyen una cantidad excesiva de azúcar también pueden promover la aparición de enfermedades cardiovasculares porque aumentan el nivel de triglicéridos en la sangre y favorecen la diabetes, dos de sus principales desencadenantes. Estudios realizados en los Estados Unidos han demostrado una relación entre el consumo de bebidas gasificadas (sobre todo de aquéllas con cafeína) y los cálculos renales, una enfermedad muy común en los países industrializados. Los refrescos gasificados, por su elevado contenido de azúcar, pueden y deben considerarse como caramelos líquidos, y su uso debería estar limitado por los nutricionistas y por las autoridades públicas.

Algunos consejos:

-         Las personas y familias deberían valorar cuántos refrescos consumen y, si procede, disminuir la cantidad.

-         En escuelas, hospitales y oficinas públicas deberían instalarse dispensadores de agua de calidad en lugar de máquinas expendedoras de refrescos.

-         La investigación científica debería analizar con más ahínco la relación entre el abuso de refrescos y el estado nutricional, la obesidad, la caries, la osteoporosis y las enfermedades cardiacas.

Bebidas con cafeína:

Algunos aditivos de los refrescos, como la cafeína pueden causar problemas de salud. La cafeína aumenta la excreción de calcio con la orina. Tiene efecto diurético y, en los niños, genera una forma de dependencia. Provoca nerviosismo, irritabilidad, insomnio y taquicardia. Puede aliviar una cefalea, pero también puede provocarla. Además, cuando los niños de 6 a 12 años dejan de consumirla, experimentan disminuciones del tiempo de atención y del rendimiento.

Cerveza:

La cerveza es una bebida óptima y deliciosa, pero tiene un poder hidratante muy escaso. Por el contrario, en razón de su efecto diurético tiende a deshidratar el cuerpo. Quienes hacen deporte, sobre todo en climas cálidos y húmedos deberían abstenerse de beber cerveza.

Bebidas deportivas:

Estos refrescos pueden ser útiles para deportistas que ejercen actividades físicas intensas durante 90 minutos o más. No hace falta reponer el sodio, el potasio y otros electrolitos perdidos durante un entrenamiento normal, porque no es cierto que en tales condiciones disminuya la reserva de estas sustancias. En cambio, si el entrenamiento o la competición duran 5 ó 6 horas, como en el caso de los fondistas y maratonianos, conviene añadir al agua carbohidratos y electrólitos.

Resumen:

  • El agua pura es la bebida con mayor poder hidratante.
  • El café, el té y la cerveza son diuréticos, por lo cual deshidratan en vez de hidratar.
  • Las bebidas deportivas que contienen carbohidratos y electrolitos deberían utilizarse únicamente para entrenamientos o competiciones de larga duración y gran intensidad.
  • Los refrescos sin alcohol, por su elevado contenido de azúcar, si se ingieren en grandes cantidades y durante un tiempo prolongado, pueden favorecer la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y los cálculos renales.
  • En escuelas, oficinas, hospitales e instituciones públicas debería limitarse el expendido de refrescos en beneficio del agua fresca y pura.

¿Qué beneficios para la salud Acai Berry


Hola y Bienvenidos a mi blog de historia de pérdida de peso. He decidido poner este sitio a otra mujer y amigos saben mi progreso e inspirar a otros para bajar de peso como lo hice.

Esta es mi historia

Mi nombre es Ruby Becker y yo soy sólo una madre soltera que tiene exceso de peso en el camino. He ganado más de 70 kilos después de tener mi tercer hijo que realmente tuvo un impacto en mi vida social.

Dejé de salir con mis amigas y sólo se quedó en casa la mayor parte del tiempo. Durante más de 2 años todo lo que haría es ir a trabajar en mi trabajo de oficina y luego ir a casa a cuidar de mis hijos. "Yo" no tenía tiempo. No me pude hacer ejercicio después del trabajo y mucho menos pagar para ir a mi gimnasio local.

Fue duro y nunca pensé que sería capaz de perder peso y lucir bien otra vez.

Entonces un día he visto el programa de Oprah y tengo una idea genial que necesitaba para probar. No estoy seguro si ves a Oprah, pero el otro día tuvo un orador invitado el Dr. Oz.

El Dr. Oz es un conocido médico que recibió varias patentes y publicado más de 400 publicaciones originales. Además de Oprah no tenerlo en el programa si era alguna sombra doc.

De todos modos, hablaron sobre los beneficios de Acai Berry y Colon Cleanse la pérdida de peso suplementos. Según el Dr. Oz la baya acai aumentará drásticamente su nivel de energía reduciendo el hambre.

Al principio parecía algo demasiado bueno para ser cierto pero ya que estaba en "Oprah" decidí consiga más información con respecto a esos 2 suplementos. La razón por qué estaba tan escéptico era que he probado todo antes, trust me. He hecho a todas las clases de peso dietas de Atkins a South Beach. He probado todo tipo de píldoras y los suplementos de pérdida de peso, pero nada funcionó para mí. Incluso cuando estaba tomando algunas hoodia no podía perder peso y de hecho me sentí como estaba todavía ganing más libras porque mi apetito era enorme.

acai berry beneficios, eso es mi estómago antes de que empecé a usar el suplemento de Acai Berry y los productos de limpieza de Colon.


La experiencia de cambiar de vida

Cuando vi la Oprah show con el Dr. Oz que tenía la idea de combinar los dos productos que hablaban a crear mi propio sistema que me ayude a perder peso rápido sin ejercer demasiado.

El Dr. Oz dijo que la baya de acai dramáticamente aumentará su metabolismo y reducir el hambre que va a permitir a perder peso rápidamente sin todo el trabajo duro.

De todas formas, después del espectáculo tengo en mi PC e hice algunas investigaciones en línea para tener una mejor idea de cómo funciona esto y donde puedo conseguir los suplementos de Acai Berry y el producto de limpieza de Colon.

Para mi sorpresa era capaz de encontrar dos sitios que ofrecen pruebas gratuitas de los suplementos de 2.

Aquí están...

-Ensayo libre del suplemento Acai Berry

-Ensayo libre del Colon Cleanse suplemento

Te sugiero que a seguir adelante y conseguir el tuyo ahora antes que cerrar esta oferta.

De todos modos, yo ordené tan pronto como lo vi y lo tengo en el correo dentro de pocos días.

Estaba tan emocionada cuando recibí el paquete:), confía en mí que tú también serás. Lo abrí y leí todo lo que vino con él enseguida.

Ok este es el Plan

Paso #1 - Acai Berry suplemento - esta es la clave para hacer este trabajo. Sin Acai no poder perder peso tan rápido. Los beneficios de este producto son absolutamente increíbles y si has visto las últimas noticias de la CNN, Fox y Oprah show entonces usted probablemente ya sabe cuán grande es esta fruta.

¿Acai Berry y Colon Cleanse me ayudará:

-Regular mi metabolismo

-Reducir el hambre durante el día (funciona! Pasé hambre casi de inmediato)

-Aumentar mi energía para poder concentrarme en mis otras tareas cotidianas como cuidar de mis hijos, trabajo de la casa etc..

-Perder peso reemplazando el Pop y el café con el té de la baya de Acai.

Tenga en cuenta que tengo el Acai Berry gratis así como la limpieza de Colon, así que realmente no necesitaba gastar mucho dinero en este sistema asombroso y poderoso.

Paso #2: Colon Cleanse suplemento es el siguiente ingrediente muy importante en mi sistema. Mientras que el Acai Berry ayuda a reprimir mi hambre y me hace más enérgicos, el suplemento de limpieza de Colon:

-Elimina todas las toxinas nocivas de mi cuerpo

-Quita paredes de lodo envejecido en mi colon

-Ayudó a reducir mi presión arterial y los niveles de colesterol

-Me ayudó a perder varios centímetros de mi cintura que no podía hacer con ejercicio

-Me ayudó a reducir el riesgo de cáncer de colon

Hay muchos otros grandes beneficios del Colon Cleanse suplemento. Mira este video de CBS News.

Por eso te presentamos la siguiente guía:

Proteínas: Este es uno de los alimentos más importantes para el desarrollo del futuro bebe. Se recomienda unas cuatro raciones diarias de proteínas, es decir 100 gramos.

Vitamina C: La vitamina C, a pesar de ser muy importante para muchos procesos metabólicos, no es almacenada por el cuerpo, por lo que se recomienda su consumo diario.

Calcio: El calcio es vital para el desarrollo y funcionamiento de la musculatura, el corazón, los nervios, la coagulación y las actividades enzimáticos. El acelerado crecimiento del feto requiere de grandes cantidades de calcio, que de no ser suministradas por la alimentación, serán extraídas de los huesos de la madre. Por este motivo toda mujer debe consumir al menos 1.200 mgrs, de calcio diariamente en al menos cuatro comidas. Además de en la leche se lo puede encontrar en sopas, guisos, panes, cereales o postres.

Hortalizas y frutas: De aquí se obtiene la principal fuente de fibras y vitaminas. También aportan grandes cantidades de minerales, que al igual que las vitaminas con vitales para el crecimiento celular. Se recomienda entre tres y cinco raciones diarias.

Cereales y legumbres: Cereales como trigo, cebada, maíz, centeno, arroz y soja deberán ser consumidos en cinco raciones diarias. Sin embargo los cereales refinados no aportan la misma cantidad de vitaminas y minerales que los anteriores.

Hierro: Tanto la embarazada como el bebe necesitan grandes cantidades de este mineral. Es fundamental consumir alimentos ricos en hierro como hígado y otras vísceras, sardinas, vegetales de hoja como acelgas, berros, espinacas y legumbres (garbanzos, lentejas, caraotas).

Grasas: Si bien son importantes su consumo deberá ser cuidadosamente cuidado. No más del 30% de las calorías consumidas deben provenir de alimentos ricos en grasa ya que se podría producir un aumento excesivo de peso.

Sal: La sal en exceso no es saludable para ninguna persona y menos aún para una mujer embarazada, pero en ciertas cantidades es necesaria. Se recomienda cocinar sin sal y agregarle solo lo necesario en la mesa.

Liquido: La cantidad de liquido corporal aumenta durante el embarazo a la vez que el cuerpo del bebe tiene un alto contenido liquido, por lo que su ingesta deberá aumentar. Además la producción de leche materna depende directamente de la hidratación.

Se recomienda beber unos ocho vasos de agua al día. Esto permite una correcta hidratación cutánea, evitar el estreñimiento, eliminar toxinas, disminuir riesgos de infección en vías urinarias y producir la cantidad adecuada de leche. Otros líquidos como la leche, jugos de frutas o vegetales y sopas pueden cumplir perfectamente con estos requisitos.

Cantidades sugeridas para los alimentos y su importancia en el embarazo:

Leche y quesos

Leche: 3 vasos medianos (600 ml)
Queso: 1 porción de 60 gr
Reemplazos posibles: 1 vaso de leche por ½ yoghurt, o toda la leche por porción mediana de queso (doble)

Carnes y huevos

Carnes: 1 bife chico o 1 hamburguesa casera o 1 filete de pescado o 1 muslo de ave, o 1 taza de menudos o 1 bife hígado chico (180 g).
Huevos: 1.
Reemplazos posibles: 1 porción de carne por 1 vaso de leche más 1 porción de cereales o legumbres ó 1 porción de carne por una porción de queso más una porción de cereales o legumbres ó 1 porción de carne por una porción de cereales más 1 porción de legumbres.

Frutas y verduras

Hortalizas verdes y amarillas: 4 o más tazas tamaño desayuno. 2 tazas de estas crudas (90 g).
Frutas frescas: 1 mediana o 2 pequeñas (lo ideal 1 cítrico diario). (150 g).
Papas; batatas, etc.: 1 grande o 2 medianas o 4 choclos (90 g).
Cereales, legumbres y azúcares

Pan: 150 gr diarios
Fideos cocidos: 12 cucharadas; o arroz cocido: 9½ cucharadas; o maíz cocido: 4½ cucharadas; o legumbres crudas: 4½ cucharadas. (50 g)
Aceite: 5 cucharaditas; o margarina: 6 cucharaditas chicas. (150 g)
Azúcar: 5 cucharaditas chicas. (45 g)
Dulces: 2 cucharadas soperas o 1 porción mediana de dulces compactos. (30 g)